ORFEÓN SAN JUAN BAUTISTA DE PUERTO RICO Y CORO EXAUDI SÁBADO 4 DE ABRIL A LAS 6:00 P.M. EN LA BASÍLICA

 

ORFEÓN SAN JUAN BAUTISTA DE PUERTO RICO Y CORO ENTREVOCES, 2 DE ABRIL  A LAS 7:00 PM EN SAN FELIPE NERI

XII FESTIVAL INTERNACIONAL DE COROS CORHABANA DEL 27 AL 2 DE JULIO DE 2016

 

 

PRÓXIMAMENTE: XIV FESTIVAL Y CONCURSO DE GUITARRA DE LA HABANA DEL 17 AL 24 DE ABRIL

 

 

Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís

Se encuentra ubicada en el casco histórico de la capital cubana, nominada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. La plaza que posibilita el acceso al lugar está considerada como una de las tres primeras de La Habana por su antigüedad,

se denomina así por haberse construido un convento de frailes franciscanos cuya edificación culminó en 1591 tras ser iniciada en 1574. En su entorno se encuentran el edificio de la Lonja del Comercio, la terminal de cruceros, restaurantes, cafeterías entre otras instalaciones tanto recreativas como gubernamentales.

San Francisco de Asís pasó, por decisión propia, a vivir bajo la más estricta pobreza y observancia de los Evangelios. Su existencia religiosa fue austera y simple. En Carta a los Fieles, San Francisco aconseja: …debemos ser sencillos, humildes y puros. Nunca debemos desear estar por encima de los demás, sino, al contrario debemos, vivir como servidores… recomendación que no ha pasado para quienes, conservando el recogimiento del claustro, entrega lo mejor del arte sacro traído y producido en Cuba.

Los Franciscanos, orden fundada por él, se asentaron temprano en Cuba y hacia el siglo XVI, muy próxima a la costa de la entonces Villa de San Cristóbal de La Habana, se erigió un convento con el nombre del santo.

Lo que hace que desde 1575 la referencia al beato de origen italiano esté en el vocabulario de los habaneros.

Los antiguos muros del claustro acogen varias áreas: galerías, el Salón Blanco, la Sala de Teatro de la Orden Tercera, el Jardín Madre Teresa de Calcuta y la Sala de Conciertos.

Historia

Entre las iglesias católicas cubanas, el templo de lo que una vez fue la iglesia de San Francisco de Asís tiene una historia muy peculiar. La antigua Catedral de La Habana se encontraba donde hoy está el Palacio de los Capitanes o Palacio de los Gobernadores. Cuando aquella iglesia se decidió derribar y trasladar la Catedral a otro templo, fue la iglesia de San Francisco de Asís, por su tamaño y belleza, la que recibiría el gran honor.

Antes del traslado de la Catedral, los ingleses atacan y toman a La Habana. Entre las muchas cosas ocurridas durante los once meses que estuvo La Habana bajo el dominio de Inglaterra sucedieron dos hechos que afectaron seriamente al templo de San Francisco de Asís.

El obispo de La Habana nunca llegó a tener buenas relaciones con los ingleses, terminando preso. Y el otro hecho fue que los ingleses seleccionaron esta iglesia para practicar su religión.

Tal fue el caso que tan pronto se fueron los ingleses de Cuba, el obispo de La Habana declaró el templo de San Francisco de Asís profanado y que esa edificación no podía volver a ser un templo católico. La Catedral eventualmente fue trasladada a la pequeña iglesia de los Jesuitas, que tiene un convento que es un castillo, donde aun se encuentra. Y el templo de San Francisco de Asís que vemos aquí pasó a ser utilizado para varios usos, incluyendo el de aduana del puerto por muchos años, pero nunca volvió a ser iglesia.

         

Usted está aquí: Inicio Sedes Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís